jueves, 3 de julio de 2008

Que grande eres Pancho

Este pasado sábado se disputó el Triatlón valle de Buelna, era la tercera edición y una vez más se llevo la victoria Francisco Pontano, con más de 11 minutos sobre Felix Martinez y 15 minutos sobre Alejandro Santamaría. Con esas diferencias está todo dicho.
Pero no quiero resaltar sus enormes cualidades físicas de sobra conocidas, por que considero que sus cualidades personales están muy por encima de las físicas.
Tengo el honor de poder disfrutar de su amistad, nos conocemos desde hace ya muchos años, hemos compartido viajes (Hawaii, Lanzarote) y cuanto más le conozco más le admiro.
Si tuviera que definirle, diría que es una persona inmensamente humilde y con mucha ternura.
Dentro de 3 semanas se va a EEUU al Ironman de Lake Placid, solo deseo que le salga la carrera como el se merece.
Voy a intentar que me conteste a unas preguntas y luego las escribo en el blog, si se os ocurren preguntas interesantes ya sabéis, decirlas.

9 comentarios:

Toño dijo...

No sé Fer.Pregúntale que si no se cansa de entrenar,más bien si no se encuentra cansado.
Si el cansancio no le provoca mal humor para el día a día.
Nos vemos por Castanedo,a ver si ésta vez sí.

aja dijo...

Eso te lo puedo responder yo.
Claro que se cansa de entrenar y muchos dias se encuentra cansado, es lo normal cuando entrenas tanto.
Pero el cansancio no le provoca mal humor, por que es algo que el elije y le gusta esa vida.

Miquel Morales dijo...

Pregúntale como prefiere que le denominen:
- Argentino
- Argentino Español
- Español Argentino
- Español

Pues parece que siempre que se refieren a él no se sabe que calificativo usar, a parte de gran triatleta (y sin ánimo de queres polemizar con las nacionalidades)

ramon dijo...

Hola Fernando, yo más que preguntarle, te pediría que intentaras recordarle una pequeña anécdota que no hace sino confirmar la humildad que comentas de Pontano.
En 2002 le invitaron junto con Melcior Mauri a dar una charla a crios infantiles y alevines en una concentración que se hizo por selecciones, la organizaba la F.Española.
Aún recuerdo como caían una pregunta tras otra sobre Mauri, y nadie le decía ni media al amigo Pontano, eran sobre todo niños, pero los monitores que allí estábamos tampoco eramos pocos.
Viendo el panorama, decidí preguntarle algo, no recuerdo qué, la verdad, pero sin haber oido jamás el nombre de aquel muchacho (yo por entonces no sabía casi nada de triatlones, ni larga distancia), me sorprendió la tranquilidad que derrochaba, y eso, la humildad con la que aceptó casi toda la tarde estar detrás del señor Mauri...la verdad, para mí desde entonces el señor se llama F.Pontano, y ahora que conozco sus resultados deportivos, si cabe, aún más.
Perdona el tocho, Fernando.
Mi nombre es Ramón. Soy de Murcia.

Bulderban dijo...

Preguntalé que se siente al salir el primero del agua en un triatlón. ¿como debe ser llevar a todo el mundo detrás y más si es Hawaii?
Por cierto, los 2 estáis hechos del mismo material...

aja dijo...

Ya le he hecho las preguntas, así que si hay alguna más, un poco de prisa plase...

triaitor dijo...

Preguntale por sus marcas en el agua. En psicina y en pruebas de aguar abiertas 5k 10k o lo que tenga nadado.

Humberto Cerezo dijo...

Hola Fernando. A esto también puedes contestar tú si quieres. A mí me gustaría conocer cómo es la rivalidad entre los que os jugáis las competiciones.
Muchos ya os conocéis de tantos y tantos tris, y me intriga saber si caben las relaciones personales; si hay alguno en especial que se toma muy mal las derrotas; si hay muchos piques, etc..
Un saludo!

aja dijo...

Hola Humberto.
Entre mis rivales en las competiciones tengo grandes amigos, la rivalidad es máxima desde la salida hasta el momento de cruzar la meta, pero a partir de ese momento se termina la competición.
Hay otros que siempre ponen escusas, que si no me encuentro bien, que si el estómago, que si calambres, etc,etc,,, son los que tienen mal perder, desde luego no te voy a dar nombres.
Para saber ganar, primero hay que aprender a perder.
Entre los que saben admitir las derrotas con naturalidad está Pontano, sin ninguna duda.