domingo, 29 de junio de 2008

malditos pinchazos


Este sábado participé en la liga de clubes, un triatlón sprint por las calles de Gijón.
Después de una buena natación y una rápida transición, cojo la bici en boxes y nada más montarme noto la bici inestable, ¡¡Dios, no!!! la rueda delantera pinchada.
Tras unos momentos de duda, pienso en una posible solución pero nada viable, no llevo recambio, ni tengo nada en boxes.
Así que me casqué 20 km con la rueda delantera pinchada, menos mal que llevaba tubular y al ir bien pegado no se salia la cubierta.
Con mucho cuidado en las curvas y empleándome a tope en las zonas rectas consigo aguantar a uno de los grupos que se formaron desde atrás y así llego a la segunda transición después de sufrir mucho para nada.
En la carrera a pie me empleé a tope y remonté bastantes puestos, pero el tiempo perdido ya no era recuperable.
Así que me vuelvo para casa con un sabor agridulce, desde Elche parece que estoy un poco gafado.
PD: la foto no tiene nada que ver, pero está chula,

3 comentarios:

Bulderban dijo...

Anda, pon una foto del muro que has hecho. Seguro que las horas de hormigonera han servido para algo. Ah, dicen que gano españa ayer a no se que equipo ( y tu mientras hablando por teléfono...)

triaitor dijo...

Que tío¡¡¡ Por cierto, so lechón, los gorditos tenemos nuestro encanto...

aja dijo...

Claro Aitor, ya sabes que me gustas mucho.