domingo, 31 de agosto de 2008

Arena y cal



Esta ha sido una semana que ha habido de todo, bueno y malo.
A mi aita le ingresaron el miércoles en el hospital y el jueves le operaron de un cáncer de colon, todo ha salido bien, pero la cabeza no deja de darle vueltas a un montón de cosas, a veces sin sentido, no se que tienen los hospitales que me roban la energía.
Lo bueno una salida en bici de monte por la reserva del Saja, llevaba sin coger la bici de monte desde este invierno, pero siempre es un placer pasar horas en un paisaje como este.
Además si es con buena compañía mucho mejor, esta vez la compañía fue inmejorable, Inma y Matete.

2 comentarios:

triaitor dijo...

Animo con lo de aita y joer con que dos morenazas sales a entrenar. Yo como mucho siempre salgo, salvo contadas excepciones, con una panda de robagallinas de cuidado...
Tio afortunado...

jaime vigaray dijo...

Menuda compañía.
Me alegro lo de tu madre.
Ya he recibido tu casco , no sabía que tuvieras la cabeza tan pequeña , jiji.