lunes, 21 de mayo de 2012

De Hawaii a Bilbao

1 año y 7 meses desde que crucé la última meta de un Triatlón, fue en Hawaii, llorando de emoción.
Ayer crucé la meta del Triatlón de Bilbao con lágrimas en los ojos, también emocionado, por todo lo que implicaba estar de nuevo debajo de un arco que delimita el final de una prueba como esa.
La natación era en la ría de Bilbao,la ría a la que tantas horas había dedicado a mirar cuando era un crío sin saber porqué... Agua fría, helada, como el aire que soplaba, como las gotas de lluvia que caían del cielo gris.
Jamás hubiese imaginado nadar en La ría, pero así es la vida, sorprendente, imprevisible...
Salgo del agua y corro hacia el lugar donde aguarda mi bici, casco, manguitos para los brazos, un chaleco para el frío, calcetines (ya empapados por cierto) y a pedalear.
Los primeros kms voy remontando puestos con facilidad, estoy recordando sensaciones que ya casi no recordaba, todo sale casi automático, sin pensar en que hacer, me acoplo, bajo piñones, freno, trazo las curvas, quito plato y subida al alto del Vivero.
Casi llegando al alto alcanzo a Inma, saludos, que tal vas?, disfruta, come, bebe y a seguir para adelante, comienzo la bajada, sigue lloviendo y hace un viento helador.
Casi llegando al final de la bajada empiezo a tiritar de frío, me cuesta mantener la bici derecha. Comienzo una subida de nuevo y parece que entro de nuevo un poco en calor, llaneo fuerte, ya no remonto tantos puestos, voy un poco justo de fuerzas y ya no hay tantos competidores cerca.
Comienzo la 2ª subida al Vivero, me cuesta coger ritmo, el frío ya no sale de mi cuerpo, me cuesta cambiar y he perdido el tacto de las manos.
Última bajada y ya casi termina el suplicio de frío que está siendo la bici, pero en esta bajada además del frío, la lluvia y el viento se une a la fiesta una espesa niebla. Me cuesta mantener la bici recta, no puedo frenar y me entra una tiritona que me hace descontrolar la bici, siento que no soy dueño de mi cuerpo y decido pararme, me bajo de la bici e intento pensar, pero no veo solución...
Vuelvo a montar y ya casi todo es bajada hasta los boxes, bajo muy despacio, con las manos en los frenos constantemente hasta entrar en Bilbao a escasos metros de la transición me alcanza Nacho (un buen compañero de entrenos y amigo) y me anima, me dice "venga Fer que ya está, vete soltándote las zapatillas que llegamos"
Por fin termina la bici, entro en la transición andando, no soy capaz de correr, llego a mi box, cuelgo la bici y empieza mi larga y lenta transición, consigo a duras penas quitarme el casco, pero descalzarme es una odisea, calzarme ya es una proeza, mientras tanto veo que llega Inma con la bici, me anima y sale a correr.
Yo lo hago unos minutos más tarde, salgo despacio, el frío no sale de mi cuerpo, pienso que si corro entraré en calor, pero necesito 5 km para dejar de tiritar.
A partir de ahí me siento mejor, recupero sensaciones de mi cuerpo y comienzo a disfrutar, a tener el control de lo que hago, qué gusto !!!
Por fin cruzo la meta emocionado, allí estaba Inma esperándome con el más dulce de los besos y el abrazo más tierno y sentido.


Me siento feliz, porque por momentos pensaba que no iba a terminar, pero quería cruzar por debajo de esa pancarta, me daba igual el tiempo, me daba igual el puesto, solo quería ser finisher como la primera vez hace ya más de 23 años.

12 comentarios:

Grimpeur dijo...

Enhorabuenaaa!! esa sensación de volver es indescriptiblee!! increiible!! te lo dice uno que como tu ha estado parado más de un año por lesión! Enhorabuena y a seguir disfrutando de nuestro deporte!! eres una referencia macho! un saludo!

Pablo Martín!

Alfredo dijo...

Dia muy duro pero conseguistes el objetivo y ,aunque tuvistes que sufrir,ahora seguro que lo disfrutas.
Tienes la suerte de volver a hacer lo que te gusta,aprovecha y sé feliz,no hay nada mas importante,ya vendran mas carreras.Suerte.

Luis dijo...

Felicidades Fernando, que pasada le pegastes en la carrera a pie a Mikel Elguezabal

walter dijo...

Fue un placer veros competir a ti y a Inma.

walter

unretonedream dijo...

Fer, desde Barcelona, te lo repito eres un crack en las buenas y en las malas, sigue disfrutando de lo que mas te gusta. Me ha encantado este articulo lleno de humanidad, y de sentimiento, por que el deporte ante todo son sensaciones.

Carlos dijo...

Nunca se fuiste crack!!!!

Juankar dijo...

Grande Fer, grande.
Cuando lo más fácil y cómodo hubiese sido dejarlo fuiste capaz de superarlo.
Felicidades!!!

Anónimo dijo...

Fue un día duro Fer, yo también sufrí lo suyo pero lo importante de este deporte es el camino, la meta es la recompensa y tu ya has caminado suficiente este año, por tanto, disfruta de tu vuelta y espera con paciencia lo que aun esta por llegar.

Un saludo.

Asier

redna dijo...

Hola Fernando,

soy el chico que en la 2º subida a El vivero te comentó: "Campeón en Hawaii, un placer".
No creo que lo recuerdes, pero te lo vuelvo a decir, "un placer".

ramón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ramón dijo...

No creo que sea casualidad, que compartiéramos esos dos triatlones que mencionas, el de 2010 y éste.

Caer y levantarse no son tanto cosas del espíritu ese de la superación, sino de algo mucho más grande y que tu tienes para repartir, humildad.

Cuando sea joven, quiero ser como tú.

fer dijo...

Volver a lo que te gusta nunca es duro