viernes, 29 de octubre de 2010

MARATÓN, ALI DRIVE Y DE NUEVO LA QUEEN K

Nada más comenzar la maratón tienes un repecho de unos 300 metros que se hace muy fácil por la cantidad de público que hay animando.
Es precisamente en estos primeros km de la maratón donde Inma me dice que voy el 15º en mi categoría.
Los primeros 16 km transcurren por Ali Drive, 8 km de ida y vuelta por una carretera muy bonita llena de vegetación junto al mar, con mucho público donde se corre a gusto.
Mi zancada es fácil y fluida, me siento muy a gusto, el ritmo es de 4 minutos por km, siento que podría ir más rápido sin demasiado esfuerzo, pero decido ser cauto, se lo que me espera cuando salga a correr por la Queen K, una autopista solitaria donde el sol te aplasta con sus rayos, donde no hay público que te jaleé y necesitas sacar todo lo que tienes en tú interior para avanzar a un ritmo decente.
Al pasar por el km 16 giras 90º a la derecha para dejar el mar a tu espalda, en ese momento comienzas a subir Palani, una dura cuesta, lo suficientemente larga para dejar huella en tus músculos.
Después de subir Palani giras 90º a la izquierda y ya estas en la Queen K, la autopista que te llevará a la gloria o al infierno, una carretera llena de continuos repechos no muy duros pero que a esta altura del Ironman parecen auténticos muros.
En este punto ya estoy 5º a 8 minutos del primero.
En cada repecho el ritmo baja,4m10, 4m20, ya no puedo mantener el ritmo del principio, así todo es un buen ritmo para las condiciones climáticas de este día, aquí los km parece que tienen más de 1.000 metros y es ahora donde agradezco no haberme cebado en los primeros km de la maratón.
Voy adelantando triatletas desde el principio, pero cada km que avanzo cuesta más, las distancias entre competidores son cada vez mayores.
En el km 27 giramos a la izquierda para entrar en el mítico Natural Energy Lab, dicen que la zona más dura de todo el Ironman, es el km del 27 al 31, el calor aquí es impresionante y encima para salir del Energy Lab tienes que superar una cuesta que parece te estén agarrando de los pies y no puedes avanzar. Dicen que el que sale con fuerza del Energy Lab tiene el Ironman superado.
Yo no puedo decir que saliese muy airoso de esta olla a presión, pero me sentía contento, estaba disfrutando como nunca, ni en el más optimista de mis sueños hubiese soñado sentirme así ese día.
Al salir del Energy Lab ya estoy 2º y el primero está cerca, empiezo a soñar con conseguir el Campeonato del mundo de Ironman.
Los últimos 12 km fueron duros, pero disfruté mucho a pesar de no tener mis mejores sensaciones físicas, es difícil de explicar la sensación que tuve en esos momentos.
Me sentía como en un sueño, después de más de 8 horas de carrera me estaba dando cuenta de que estaba haciendo uno de mis mejores Ironmans, cuando hacía solo unas semanas dudaba de si venir o no venir
Fueron esos últimos km del Ironman donde recordé a todas esas personas que me mandaron mensajes de ánimo, donde recordé los malos momentos que había pasado.
Cuando crucé la meta un pensamiento golpeó mi cabeza desde dentro, “necesitaba hacer una gran carrera”, realmente en un segundo me di cuenta del riesgo que corrí enfrentándome a este Ironman en las condiciones que lo hice, en un principio salí simplemente con la idea de disfrutar, pero al cruzar la meta rompí a llorar y me di cuenta de que realmente necesitaba conseguir un buen resultado.
Allí estaba Inma para abrazarme y darme un beso con el que llevaba 9 horas soñando.
Conseguí el primer puesto de mi categoría, algo que nunca había conseguido ningún Español en la historia y si digo la verdad, todavía no me lo puedo creer.
Muchas gracias a todos los que con sus ánimos me han ayudado a conseguirlo, me he sentido muy querido tanto los días previos como los posteriores al Ironman y esa es la mejor de las sensaciones que te puede dejar una carrera.
Los puestos se olvidarán, los tiempos se perderán, pero la sensación de sentirme querido viajará para siempre conmigo.
Mahalo, aloha

16 comentarios:

Gabri dijo...

Buenisima y emocionante cronica, te lo mereces por los años que llevas y por esos ultimos meses jodidos q has pasado salud y alegria para los dos y feliz cumple pero eso sera mañana...

Marc Badia dijo...

De mayor quiero ser la mitad de bueno que tú.
Saludos.

Anónimo dijo...

Suelo leer tu blog de vez en cuando. No soy de escribir muchos comentarios, pero esta vez no me he podido aguantar. Pocas crónicas me han emocionado tanto como la tuya. ¡¡Esa llegada a meta, repasando mentalmente tantos momentos duros y a la vez siendo consciente del carrerón que estabas haciendo, me ha puesto los pelos de punta!! Te merecias hacer una buena carrera. ¡¡Enhorabuena!!

iosu dijo...

Hace una semana me hablaron de tu blog, y en un dia leí entero. Impresionante tio. Acabo de empezar en este mundo y ya tengo un referente. enhorabuena fernando. un asco

iosu dijo...

perdona el fallo ortográfico.
un vasco queria poner.
saludos

Pablo Cabeza dijo...

Sencillamente impresionante.

Enhorabuena!

DAVID MÁRQUEZ (waltrapa) dijo...

Sin palabras Fernando, hace ya algunos años coincidí con inma y tú en el Home de Ferro y ya os veía como gente con superclase pero además grandes personas. En aquellas carreras que hemos coincidido, aun sin conocerme te he animado en tu esfuerzo. Me alegro que en hawai un poquito de mis animos te sirvieran para ser el mejor. Algún día me gustaría poder sentir y experimentar lo maravilloso y mágico de esa carrera. Para eso aun me queda mucho, pero con historias como la tuya, la motivación por conseguirlo sigue latente. Enhorabuena una vez más.

Albertito dijo...

He perdido la cuenta de veces que he leido y releido tu periplo hawaiano y aunque no creas me sigue haciendo volar allí.La manera de contarlo mezclando carrera con pensamientos y sentimientos tan humanos como agradecidos, hacen más grande tu logro, por lo menos para mí.
Tus 7 últimas lineas dicen mucho de tí como persona y deportista.
Saludos para ambos

Albertito

aja dijo...

Muchisimas gracias por vuestras palabras, me llenan de orgullo.

nacho dijo...

SIMPLEMENTE ¡¡¡¡¡MARAVILLOSO!!!!!.Como ya te dije el otro día....¡¡ESCRIBE UN LIBRO YÁ!!!.Aquí tienes al primer comprador y seguro que detrás vendrían muuuuuuuuuuchos más( pero no esperes a retirate que si no seguro que yo no llego a leerlo, que tú mueres compitiendo,je,je).Besos y abrazos,repartirlos,je,je

Anónimo dijo...

Aúpa Fer,
pues nada, me alegro de verte tan contento, y desde luego es un placer compartir contigo y los demás todas tus andanzas, enhorabuena por lo conseguido en Hawaii y a descansar lo que queda de año para comenzar el próximo aún con más fuerza.

Asier.

aja dijo...

Nacho, esta nueva temporada escribiré el capitulo nº 22 de mi libro "El Triatlón y mi vida".
Asier la temporada 2011 acaba de comenzar, con mucha ilusión y ganas de disfrutar.

alex dijo...

buenas maquina que tal asimilando lo grande que eres?,queria hacerte una pregunta esta mañana viendo el reportaje de andalucia con inma me parecio ver que tenias un garmin de pulsometro, si es asi me gustaria saber tu opinion estoy pensando pillar uno un saludo grande

aja dijo...

Alex, si es cierto, llevaba un Garmin 310 xt, también lo utilizo en Lanzarote y en Hawaii, así como en los entrenos de carrera a pie y natación.
Me parece una herramienta fantastica para entrenar y competir, sobre todo en larga distancia.
¿Quieres saber algo en concreto?

alex dijo...

Sabes quien soy?bueno al grano,dandome tu visto bueno y por lo que he visto en el garmin que usa un amigo aunque es solo de bici para adelante. Donde le pillaste? un saludo

JORDI dijo...

Ufff que gran crónica...Ya te seguia con tu blog y me parecia que eras, a parte de buen triatleta, mejor persona. La crónica y que tuve la suerte de conocerte en Hawaii me lo confirman. Animos para buscar objetivos para el 2011.

Un abrazo.