viernes, 9 de mayo de 2008

El silencio

Hace tiempo me preguntó un amigo, ¿cuando pasáis tantas horas en la bici, de que habláis?. Después de pensarlo un poco respondí: No hablamos.
No es del todo cierto, ya que muchas veces nos encontramos con amigos e intercambiamos palabras sobre familia, bicis, o lo que sea. Pero el silencio ha sido mi acompañante muchos años en la carretera.
El otro día tuve la suerte de salir a entrenar con un día maravilloso, parecía sacado de mi imaginación: el sol dando me en el cogote, una carretera sin nada de trafico y con un paisaje de cuento, todo parecía perfecto.
Estaba como hipnotizado pedaleando sin cesar carretera arriba y abajo, adelanté a otro ciclista y no me salía nada de la boca. Solo un saludo y una media sonrisa.
Al poco tiempo llego a la altura de otro ciclista que iba en mi misma dirección, comenzando a subir un puerto precioso, con unas vistas impresionantes.
Al llegar a su altura empezó a hacer preguntas: ¿ no decían que hoy iba a llover?, ¿cuantos km tiene esta subida?, no tuve más remedio que contestar: No lo se, creo que mañana lloverá, la subida tiene 11 km.
El hombre no estaba satisfecho, quería más. Yo no daba crédito, estábamos subiendo un puerto precioso, con un día maravilloso, con un escenario de cuento. ¿Como podía alguien querer más?.
Así somos los seres humanos, la basura de uno es el tesoro del otro.
Cuando terminé de subir el puerto y me dispuse a bajarlo me di cuenta de que podía haber parecido un borde, ya que no le daba cancha para hablar y no es el caso.
Es simplemente que vivimos en un mundo tan ruidoso y con tantas palabras, pendientes de lo que dijiste tú o lo que dijo aquel, o lo que te iba a decir yo, que muchas veces el único refugio del ser humano es oír, ver y pedalear.

7 comentarios:

Joan Marc dijo...

interesante reflexión Fernando !!!

saludos

joan marc fons
www.joanmarcfons.blogspot.com

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.

Felicidades por tu 5º puesto en Elche.


jvc

tonicendon dijo...

Para mí el sonido del silencio y la compañía de mis pensamientos es perfecto para perderse horas corriendo por cualquier lugar del mundo y en bici también y mas en ese entorno, yo también lo siento así.
P.D. si me das permiso pongo el enlace a tu blog en el mío.
www.tonicendon.blogspot.com

Talin dijo...

"Nunca rompas el silencio sino es para mejorarlo", seguro que sabes de quien es.

Un Abrazo

aja dijo...

Por supuesto que puedes poner el enlace en tú blog.

Iván Tejero Vázquez dijo...

Que razón tienes... Me he sentido muy identificado con ello. Bonita reflexión. Un saludo.

aja dijo...

Gracias Ivan